Porque Políticos Se Pasan

Jueves, Marzo 10, 2011

Mientras la mayoría republicanos en la Cámara empuje para cortes profundas en gastos federales, las encuestas se muestra que la mayoría de americanos no comparten con sus prioridades.  Congresista anterior Lee Hamilton explica como este puede pasar, y “Porque Políticos Se Pasan.”

Después de evitar un cerrado del gobierno por el momento, el Congreso ahora esta enredado en un debate intense sobre el cortes presupuestarios federales.  La Cámara ha pasado una ley imponiendo gran cortes de 61 billones de dólares – dramáticamente cortando todo desde educación y vivienda hasta regulaciones y transmisiones público.  Este es “la voluntad de la gente,” Presidente de la Cámara John Boehner mantiene, citando las elecciones el noviembre pasado.  
Pero encuestas nacionales sugiere una otra manera.  Las encuestas Pew, Gallup, Harris: todos describen un público americano que parece desinteresado en cortes para programas federales.  Un fuerte mayoría actualmente quiere aumentar gastos para educación, solo un cuarto de ellos cuestionado quieren ver cortes a programas del ambiente, y una gran mayoría de gente preferían ver beneficios de seguro social quedan lo mismo o aumentan.  En realidad, si encuestas de votantes al salir del centro electoral del año pasado están creídos, votantes estaban más preocupado sobre arreglando la economía que cortando el déficit federal.  
Es difícil escapar el sentimiento que la mayoría republicana en la Cámara han interpretado mal su mandado.  Pero si es verdad, es solamente siguiendo en los pasos de los demócratas quienes interpretado mal el apetito de americanos para ampliar las ambiciones del gobierno federal después de las elecciones de 2008, el paso del GOP siguiendo su acaparamiento del Congreso en 1994, el sobreestimado por demócratas de su popularidad después de las elecciones de 1992….ya se coge la idea.  
¿Por qué se pasa esto?  ¿Porqué políticos buenos frecuentemente interpreten mal el intento de votantes y cogen reprimendas en la próxima elección?  ¿Cómo puede ser que políticos – cuyo trabajo, después de todo, involucra quedando conocido con el humor de sus electores – regularmente se encuentran fuera de conocimiento?
Mi suposición es que es fundado en la natura de la campaña hoy.  Para una variedad de razones, desde la manera en que los distritos del Congreso están dibujados, hasta la cambiante natura de electorados primarios, candidatos corriendo para el Congreso – los incumbidos y nuevos también – pasan mucho tiempo hablando con gente quienes ya se están inclinadas estar en acuerdo con ellos.  Cogen sus apoyados a eventos de la campaña, se codean con activistas del partido, trabajan los teléfonos con donantes que piensan lo mismo, y dan oraciones al público compasivo que están preparadas durante mucho tiempo así que las temas son los mismos que siguen repitiendo.  
Al final de la campaña, después de tener sus intereses repetido a ellos por sus audiencias, los políticos están convencidos que están escuchando directamente desde la gente americana.  Si ganan, entonces, hay que ser porque la gente estuvieron en acuerdo con lo que tuvieron decir.  En efecto, sus oraciones llegan a ser su mandato desde los votantes.  
Pero audiencias de un-lado de la campaña no son el mismo que el electorado.  Además, a veces un candidato gana no porque los votantes desean aprobar sus posiciones, pero porque desean tirar por fuera el incumbido.  Y a veces un partido se gana en una elección del año fuera de temporada solamente porque, mientras una mayoría de votantes quien llegó este día se lo prefiere a la alternativa, estos votantes formaron una parte chica del electorado que ellos quienes llegarán para la próxima elección presidencial.  
Mi vista es que americanos tienen tendencia estar más o menos moderado.  Ellos quizás prefieren reformar la red de seguridad social y estar prudente sobre el alcance del gobierno federal, pero también quieren guardar la sociedad de los giros inesperados malos del mercado gratis y desenfrenado.  Como dijo Henry Olsen del Instituto de Empresas Americanas en un análisis popular después de las elecciones de 2010, cuando se mira cerca en la historia reciente sugiere que “los mismos votantes quienes son repelados por liberales modernos también son cauteloso de conservativos modernos – porque mientras estos votantes oponen aumentos rápidos del poder del estado de bienestar y federal, ellos no están en acuerdo con reducciones rápidas de ellos, tampoco.”  
Cuando un partido coge el poder, naturalmente se trata lograr sus metas ideológicas y piensa que se puede empujar adelante sin necesitar arreglos.  La voluntad de la gente, después de todo, estuve expresado claramente.  Pero si la historia de las décadas reciente ha sido algún guía, el partido debe tener cuidado para no confundir sus propias inclinaciones del partido para un mandato de la gente americana.  Y seguro que no debe estar sorprendido si después de tener éxito en la legislatura, se lo reprocha por votantes quienes creen que el partido ha leído mal sus intenciones.